#
#
#

Participaron en la feria Presentes 50 empresas del sector muebles

Imprimir Ampliar imagen
La nueva edición de la exposición internacional Presentes, que se realizó en el predio porteño de La Rural del 12 al 15 de marzo, contó con la participación de 50 empresas del sector de muebles. Ese espacio fue compartido con artículos de decoración, iluminación, mesa, bazar, cocina, regalos, utilitarios y textil para el hogar. Los participantes más representativos del rubro relataron a D&F Muebles su experiencia. Vea Galería de Imágenes.


Como todos los años, Presentes se realizó en el Predio Ferial La Rural de Capital Federal debido a que es el centro de exposiciones más grande y moderno del país. En ese lugar, los organizadores explicaron que el éxito de la feria se debe a que en todo el mundo se ve un crecimiento de la actividad en las industrias del regalo, el bazar y la decoración.

En total participaron 280 empresas de diferentes rubros, de las que 50 correspondían al sector de muebles. Además, la feria contó en sus cuatro jornadas con más de 20.000 visitantes profesionales.

Este año la feria incrementó la superficie de exposición, debido a que sumó 5000 metros cuadrados de exhibición. De este modo, Presentes abarcó 30.000 metros cuadrados del predio y, al sumar nuevos expositores, incluyó 300 stand de empresas, fabricantes e importadores de primera línea del sector.

La muestra recibió 30.000 visitantes, se acreditaron 16.000 comercios y se concretaron contactos y operaciones con más de 200 empresas extranjeras provenientes de Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, España, EEUU, Francia, India, Paraguay, República Dominicana y Uruguay.

" A pesar del contexto recesivo tanto en el plano internacional como en el nacional la feria fue un éxito. Superó nuestras expectativas con respecto al número de visitantes y a los acuerdos comerciales que se cerraron", destacó el director de Comité Ejecutivo que organizó la feria, Gustavo Koroyan.

En líneas generales, las empresas consultadas por este medio no realizaron grandes ventas de los productos exhibidos pero todas coincidieron en señalar que la feria fue un espacio muy importante para elaborar una nueva lista de clientes y una excelente inversión de marketing.

Una de las PyMEs expositoras fue Rastros, un empresa dedicada a la elaboración de cerámica y muebles rústicos que hace tres ediciones participa de la feria. “Este año, la exposición sólo nos sirvió para cubrir los gastos de producción”, aseguraron los titulares de la firma, Alicia Torrente y Francisco Belaustegui.

La empresa Rastros fabrica muebles a pedido y no participan del mercado industrial.
La firma realiza todo el proceso de producción de forma artesanal hasta llegar al producto final. “La madera que utilizamos es de algarrobo, cedro azul, nogal, ciprés, entre otras especies de la zona”, comentaron los titulares.

Otra fue la situación de la empresa IMPAC 2, dedicada a la elaboración de futones, colchones, fundas e importadora de muebles, telas y cuerinas. En este sentido, el presidente de la firma, Oscar Fikelstein, aseguró con entusiasmo a este medio que la feria fue una experiencia positiva debido a que era la primera ves que participaban.

En la primera jornada de la exposición, Fikelstein comentó que la empresa exhibió una línea de set en madera maciza. Además, explicó que se dedican a “importar muebles para la línea de mesa, futones y colchones. Apostamos al diseño para la construcción de muebles, pero básicamente traemos un producto lo más noble que podamos conseguir. Tenemos productos de buenos precios, los set cuestan desde $1.000 a $1.500. Por otro lado, las mesas son 100 por ciento madera maciza y no hay nada enchapado”.

Además, el titular de IMPAC 2 explicó que la empresa apunta a vender sillas sueltas porque considera que es un mercado muy interesante y mal cuidado, puesto que las entregas son muy demoradas. “La idea es dar buen servicio. Para ello, trabajamos con mucho stock y entrega inmediata”, reafirmó.

Otro de los expositores consultados por este medio fue el titular de la empresa Meca Muebles, Hernán Ruslender, quien presentó una línea de campo, combinando madera maciza con placas enchapadas de guatambú “para asegurarnos de que no se abran las maderas de las tapas de mesas y de los estantes”.

A simple vista se puede observar que los productos tienen un buen lustre de calidad con sellador, laca, una terminación de durabilidad y un mantenimiento fácil. “Es la quinta vez que participamos de la feria y siempre nos fue bien”, aseguró Ruslender.

La empresa Meca Muebles trabaja con álamo, que viene de las islas del partido de Tigre, y guatambú que es una madera más dura, ambas especies utilizadas para obtener un mueble durable.

Fotos: Gentileza de Presentes



Titulares